Cómo IoT está cambiando la productividad en un centro de distribución

Gestionar las actividades abastecimiento, almacenamiento y distribución de bienes nunca ha sido una tarea simple para las empresas. Paulatinamente se ha ido complicando por: el aumento de las regulaciones, mayores exigencias de clientes, nuevos competidores globales, aumento de costo de mano de obra, entre otros.

Administrar y alcanzar mayores niveles de eficiencia o productividad hoy en días es fundamentalmente distinto que hace apenas 10 años atrás. La diferencia más profunda -de nuestro punto de vista- es el alto volumen de datos, información y multi-variables con los cuales las personas (directores, ejecutivos, jefaturas y colaboradores) deben lidiar en la toma de decisión.

Al difícil escenario descrito anteriormente se le debe incorporar la continua incertidumbre económica con la que se vive hoy en día. Las crisis económicas se propagan con mayor rapidez, ya no existen los periodos de estabilidad y los ciclos de recesión se han acortado. Hoy en día, la toma de decisiones e introducción de mejoras operativas en las empresas es compleja. Es en este momento en que exclamamos como el recordado personaje Mafalda: “Paren el mundo que me quiero bajar”.

Es este escenario en el que se desenvuelve la cuarta revolución industrial (industria 4.0) a nivel global. Día a día se logra ver como las empresas introducen alguna de las herramientas o recursos que aporta esta nueva revolución.

Internet de la cosas, más que una moda.

Uno de los elementos más conocido de la industria 4.0 corresponde a Internet de las cosas (IoT por sus siglas en inglés). Esta tecnología permite conectar objetos (máquinas, equipos, etc) entre sí, permitiendo que se comuniquen, compartan datos o ejecuten tareas coordinadas.

De acuerdo a un estudio efectuado por la prestigiosa consultora americana Gartner, el año 2018 existían 11.200 millones de equipos y proyecta que para el año 2020 este número se duplicará.

El uso e introducción de IoT en la operación de una bodega es tan amplio como el uso que se le está dando en una casa -existe toda una corriente denominada de smarthouse- por lo que posee un alto grado de beneficio para las empresas. Algunas de las valiosas aplicaciones de IoT en la operación de un almacén son:

  • Control de inventario con drones.
  • Visibilidad de posiciones disponibles en tiempo real.
  • Control de condiciones de almacenamiento (temperatura y humedad relativa).
  • Control de condiciones de trabajo (gases tóxicos, contaminación acústica, etc).
  • Análisis del flujo de equipos y productos dentro de la bodega para su optimización.
  • Automatización de picking con equipos autónomos

Nuestra experiencia en el desarrollo e implementación de plataformas IoT nos demuestra el alto grado de eficacia de esta tecnología en facilitar el trabajo de las personas y toma de decisiones en la administración de sus almacenes.

Actualmente varios de nuestros clientes utilizan nuestra tecnología de IoT para monitorear las condiciones de almacenamiento de sus productos en sus almacenes. Hablamos de la plataforma Iris Cloud, monitor de condiciones de almacenamiento de temperatura y humedad relativa, que automatiza todo el proceso de sensar, desplegar, grabar y subir a la nube la información de temperatura y humedad relativa que se registra en el área de almacenamiento.

La aplicabilidad que posee la tecnología IoT es tan amplia como la imaginación o necesidades que tiene las empresa. En Andes Desarrollo y Tecnología estamos preparados para abordar todo tipo de proyecto, mediante la entrega de los productos, servicios y especialistas que permitan aprovechar todos los beneficios de esta tecnología.

Y tu empresa ¿Cómo está aprovechando la tecnología IoT para mejorar el servicio de sus clientes?

Cómo los gerentes de operaciones están obteniendo mayor productividad en sus bodegas.

Hace un tiempo visité las nuevas instalaciones de un cliente (una gran empresa de distribución de dispositivos médicos en Chile), la compañía está en plena fase de expansión -crecimiento en ventas, aumento de cobertura e incremento de importaciones- y efectuaron la apertura de una nuevo almacén (5.000 m^2) con cerca de 4.000 posiciones. Todo suena bien, salvo que tienen la necesidad de optimizar sus actividades de operaciones en bodega y no saben por dónde partir.

Esta situación no le es ajena a ninguna empresa que está trabajando duro en crecer y que paralelamente busca que sus costos operativos no aumentan en igual proporción que sus ventas. A pesar de ser un problema común, son pocos los equipos directivos que logran incorporar nuevas prácticas o herramientas para alcanzar nuevos niveles de productividad y mantener una estructura de costos liviana.

En un mundo donde existe poco tiempo y hay un voraz apetito por obtener un alto retorno sobre la inversión, los directores de operaciones deben elegir estratégicamente las inversiones para lograr la optimización del almacén.

Cuando hablamos de optimización de bodegas, estamos centrando nuestros objetivos en la automatización de tareas, ahorro de tiempo y espacio, disminuir errores y aumentar la flexibilidad de las operaciones. Alcanzar todos estos beneficios es el nirvana de todo Gerente de Operaciones.

Por nuestra experiencia vemos que hay una ruta crítica que debe ser recorrida para beneficiarse de la reducción de costos operacionales, aumento de niveles de servicio y mayor productividad en la bodega, esta se compone de:

  • Eliminar actividades y procesos redundantes.
  • Automatizar las actividades de picking y despacho.
  • Manejar digitalmente en sistema el control de inventario y ubicación.

En materia de eliminar procesos redundantes y hacer más liviano todo el proceso operativo, sugerimos trabajar la metodología de Lean Operations. Introduciendo las herramientas que ofrece esta metodología, se podrá efectuar la reingeniería de procesos que permita eliminar toda la grasa o actividades redundantes.

La automatización de las actividades de picking, despacho y control de posición se alcanzan mediante el uso de un software del tipo WMS. No existe nada más eficiente y escalable para administrar un almacén, sin morir en el intento. Existen diversos software de este tipo, de todos los tamaños y colores. Por la amplia variedad de alternativas, se debe invertir tiempo en evaluar y seleccionar aquel sistema más adaptado a la industria en que se opera.

Finalmente, la precisión en el manejo del inventario será una consecuencia del uso del WMS y el cumplimiento de las buenas prácticas de manejo de existencia por parte del personal de bodega, en este sentido se puede afirmar que “a menor intervención humana, mayor precisión”.

Estas observaciones y recomendaciones son parte de la experiencia que hemos logrado alimentar mediante el uso de nuestros clientes del software Optimiza WDP Cloud -desarrollado e implementado por nuestra empresa- que está diseñado para el manejo de inventario de productos en almacenes y que permite el control de lote, fecha de expiración, manejo de posición en la bodega y trazabilidad de inventario. Junto con lo anterior, el sistema posee un flujo de actividades estándar que orquesta a toda la organización. Este es un sistema híbrido que suma la funcionalidad de un WMS con un BPM.

Nuestra experiencia y los resultados que obtienen nuestros clientes muestra que la adopción de estos  tres elementos serán el puntapié inicial para alcanzar los objetivos de eficiencia y reducción de costos que buscan las empresas.

Devolución de productos y la satisfacción de los clientes

La industria farmacéutica -como muchas otras- se ve enfrentada a lidiar con el manejo y autorización de productos devueltos. En esta industria, la complejidad de esta operación es mayor por la característica inherente de los productos involucrados.

Cuando conversamos con nuestros clientes acerca de mejorar sus procesos de retorno de mercancía (RMA, Return of Merchandise Authorization), vemos cómo denominador en común:

  • Saben que pierden mucho dinero,
  • Les consume mucho tiempo y esfuerzo.
  • Perjudica la imagen de la empresa frente a los clientes
  • No saben cómo y dónde incorporar tecnología para revertir esto.

La situación en que están nuestros clientes y muchas otras empresas de la industria es entendible -al menos así lo vemos- dado que todas las compañías están preparadas, organizadas, mentalizadas y alineadas para manejar su cadena de valor hacia adelante. Poseen robustos procesos y elementos de gestión enfocados en vender y distribuir. Lamentablemente, la realidad es que los consumidores devuelven productos; ya sea porque está en mal estado, por empaque defectuoso, problemas de calidad con el producto, error de facturación, error de despacho, discrepancia entre el precio pactado y facturado, etc. Es aquí cuando esto se transforma en un dolor de cabeza, tanto para el comprador como para el proveedor.

Hemos elegido algunos consejos, que han nacido de nuestra experiencia implementado tecnología, sistemas y procesos en empresas de la industria farmacéutica, que son útiles cuando se quiere disminuir los costos asociados a devolución de productos:

  • Diseñar una política de devolución simple, clara y precisa. Complementariamente, hacer que la política esté visible para los clientes de la forma más simple y contínuamente.
  • Mantener en continua revisión el proceso de devolución de mercadería, buscando sustituir toda actividad hecha por una persona y que pueda ser automatizada.
  • Implementar un canal único -de preferencia una sistema web- para que los clientes contacten e informen su necesidad de devolución.
  • Facilitar y agilizar el proceso de devolución mediante una validación hecha por un sistema. Esto se logra usando una plataforma de devoluciones que se integre con el sistema de facturación y ERP. Mediante la validación automatizada se logra verificar los datos de  factura, lote, código de producto, cantidad, fecha de compra, etc,
  • Es útil concebir el manejo y gestión de devolución de mercadería como un flujo de proceso -habitualmente se mira como una transacción- así es posible vincular todas las actividades mediante un hilo conductor, designar responsables, establecer plazos, controlar tiempos y fijar tareas.
  • Utilizar sistemas o aplicaciones que posean una versión móvil para smartphone y que permita el manejo de elementos de multimedia.
  • La tecnología de plataformas en la nube permiten implementar una solución en forma inmediata, evitando incurrir en costos de servidores, configuración, licencias, costos de mentenimiento y consumo de tiempo. Un sistema que opera en la nube (cloud) puede estar operativa en un par de días.

Estos son algunos de los recursos tecnológicos que se pueden implementar con objeto de disminuir costos, aumentar la eficiencia, mejorar el nivel de atención al cliente y aumentar la rentabilidad de la empresa.