Cómo IoT está cambiando la productividad en un centro de distribución

Gestionar las actividades abastecimiento, almacenamiento y distribución de bienes nunca ha sido una tarea simple para las empresas. Paulatinamente se ha ido complicando por: el aumento de las regulaciones, mayores exigencias de clientes, nuevos competidores globales, aumento de costo de mano de obra, entre otros.

Administrar y alcanzar mayores niveles de eficiencia o productividad hoy en días es fundamentalmente distinto que hace apenas 10 años atrás. La diferencia más profunda -de nuestro punto de vista- es el alto volumen de datos, información y multi-variables con los cuales las personas (directores, ejecutivos, jefaturas y colaboradores) deben lidiar en la toma de decisión.

Al difícil escenario descrito anteriormente se le debe incorporar la continua incertidumbre económica con la que se vive hoy en día. Las crisis económicas se propagan con mayor rapidez, ya no existen los periodos de estabilidad y los ciclos de recesión se han acortado. Hoy en día, la toma de decisiones e introducción de mejoras operativas en las empresas es compleja. Es en este momento en que exclamamos como el recordado personaje Mafalda: “Paren el mundo que me quiero bajar”.

Es este escenario en el que se desenvuelve la cuarta revolución industrial (industria 4.0) a nivel global. Día a día se logra ver como las empresas introducen alguna de las herramientas o recursos que aporta esta nueva revolución.

Internet de la cosas, más que una moda.

Uno de los elementos más conocido de la industria 4.0 corresponde a Internet de las cosas (IoT por sus siglas en inglés). Esta tecnología permite conectar objetos (máquinas, equipos, etc) entre sí, permitiendo que se comuniquen, compartan datos o ejecuten tareas coordinadas.

De acuerdo a un estudio efectuado por la prestigiosa consultora americana Gartner, el año 2018 existían 11.200 millones de equipos y proyecta que para el año 2020 este número se duplicará.

El uso e introducción de IoT en la operación de una bodega es tan amplio como el uso que se le está dando en una casa -existe toda una corriente denominada de smarthouse- por lo que posee un alto grado de beneficio para las empresas. Algunas de las valiosas aplicaciones de IoT en la operación de un almacén son:

  • Control de inventario con drones.
  • Visibilidad de posiciones disponibles en tiempo real.
  • Control de condiciones de almacenamiento (temperatura y humedad relativa).
  • Control de condiciones de trabajo (gases tóxicos, contaminación acústica, etc).
  • Análisis del flujo de equipos y productos dentro de la bodega para su optimización.
  • Automatización de picking con equipos autónomos

Nuestra experiencia en el desarrollo e implementación de plataformas IoT nos demuestra el alto grado de eficacia de esta tecnología en facilitar el trabajo de las personas y toma de decisiones en la administración de sus almacenes.

Actualmente varios de nuestros clientes utilizan nuestra tecnología de IoT para monitorear las condiciones de almacenamiento de sus productos en sus almacenes. Hablamos de la plataforma Iris Cloud, monitor de condiciones de almacenamiento de temperatura y humedad relativa, que automatiza todo el proceso de sensar, desplegar, grabar y subir a la nube la información de temperatura y humedad relativa que se registra en el área de almacenamiento.

La aplicabilidad que posee la tecnología IoT es tan amplia como la imaginación o necesidades que tiene las empresa. En Andes Desarrollo y Tecnología estamos preparados para abordar todo tipo de proyecto, mediante la entrega de los productos, servicios y especialistas que permitan aprovechar todos los beneficios de esta tecnología.

Y tu empresa ¿Cómo está aprovechando la tecnología IoT para mejorar el servicio de sus clientes?

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *